Horizontum - Finanzas y Cultura
Turismo Cultural. Una opción de Crecimiento Turismo Cultural. Una opción de Crecimiento
4.5
Para entrar al mercado del Turismo cultural se necesita contar con una oferta turística muy amplia y es una actividad altamente generadora de... Turismo Cultural. Una opción de Crecimiento

Para entrar al mercado del Turismo cultural se necesita contar con una oferta turística muy amplia y es una actividad altamente generadora de divisas.

En México no toda la crisis económica es a causa de la Covid-19; tan letal como ésta han sido las decisiones políticas y económicas que se han tomado en los últimos años, lo que ha provocado —incluso antes de la pandemia— una contracción de la economía de un 0.1% en 2020, y según cifras del INEGI, la caída ha llegado a 8.5%, la mayor desde 1932. Ante una situación así, es imprescindible comenzar a buscar nuevas fórmulas para reactivar el crecimiento, pero las opciones son cada vez más limitadas, lo que hace recordar con nostalgia todas las oportunidades que se han desperdiciado en todo este tiempo.

Opciones Perdidas

El Petróleo

La riqueza que el país logró por el auge (boom) del petróleo a partir de los años setentas simplemente se esfumó. Se calcula que tan sólo en el sexenio de López Portillo (1976-82) se lograron 300,922 millones de dólares, y esto sólo fue el principio. Esta cantidad, sumada a los ingresos obtenidos durante los gobiernos posteriores, se calcula que se alcanzaron casi 41.2 billones de pesos. Pero usted se preguntará: ¿y dónde estará ese dinero? Aunque todos lo imaginamos, es difícil saber con exactitud en donde terminó, lo que sí sabemos es que se perdió una oportunidad extraordinaria de que México se convirtiera en un país de primer mundo, si estos recursos se hubieran invertido en educación, infraestructura y ciencia, entre otras cosas, es decir, en el Futuro. Los responsables del despilfarro seguramente dirán que no fue posible, y en parte tendrían razón; en México, eso jamás sucedería, pero el ejemplo de los países nórdicos y especialmente en los del Medio Oriente se ha demostrado todo lo contrario.

Esa oportunidad única se dejó pasar para siempre, las reservas se van agotando y el mundo ya no es el de antes. En la actualidad, prácticamente todos los países han entendido la importancia de las energías limpias: la energía solar y la energía eólica. Esto ha traído consigo una transformación total, los motores a gasolina pronto estarán obsoletos y ya sólo serán objetos de museo. Los autos eléctricos, hoy en día ya son una realidad, de ahí lo absurdo de seguir invirtiendo en ese tipo de energías, y esto no cambiará por más refinerías que el gobierno se empeñe en construir, ¿pero entonces qué alternativas tiene México para lograr su desarrollo? Lo que es un hecho es que hoy en día la riqueza de un país no depende de sus recursos naturales, los casos más espectaculares de crecimiento económico están más relacionaos con la tecnología y la educación.

La Educación

Para muestra, un botón, y ahí tenemos el caso de Israel, un país sin recursos naturales, con un territorio de apenas 22,145 km2 (muy similar al Estado de México) y una población de nueve millones de habitantes, que no obstante, hoy es la segunda potencia tecnológica a nivel mundial. ¿Cuál es la receta? pues muy simple, el país apostó a la formación académica como elemento clave en la educación y a un modelo de innovación tecnológica gracias al cual, según La Vanguardia, surgen 140 ingenieros por cada 10 mil trabajadores, la cifra más alta del mundo.

La “cereza del pastel” es la relación universidad-empresa, a través de centros de transferencia tecnológica, cuyo objetivo es ayudar a los investigadores a desarrollar sus ideas a nivel comercial. Por eso, Tel Aviv se ha ganado el sobrenombre de “Silicon Wadi” como alusión a Silicon Valley, la meca del espíritu empresarial del mundo. Si alguien se atreviera a cuestionar a un israelí sobre lo anterior, éste seguramente le mostraría, además de una gran sonrisa, los 12 premios Nobel que han obtenido en tan sólo 70 años de existencia y que orgullosamente guardan en sus vitrinas.

La Llave Maestra del Desarrollo

Sin embargo, el campeón mundial en educación es Finlandia; la base de su éxito data del siglo XVII, cuando la Iglesia Luterana determinó que ningún hombre que no supiera leer podría casarse, lo que sólo les dejaba dos caminos: la castidad o la cultura. El resultado fue obvio, con el tiempo, el hábito de la lectura se extendió  por todo el país. En México, la Iglesia Católica hizo exactamente lo contrario. Lo expresa Francisco Martín Moreno, al decir “La Iglesia impidió que la cultura y la ciencia formaran parte de nuestra estructura mental”. Esa diferencia con Finlandia se da desde los primeros años de formación académica pues, como comenta Andrés Oppenheimer, “ellos se preocupan por tener un excelente nivel de capacitación para contar con los mejores maestros, donde para poder enseñar a niños de tan sólo primer grado, los solicitantes necesitan tener una maestría en educación”. Por lo tanto, ser maestro es una de las profesiones más valoradas en el país. 

En el caso de Corea, el temido examen que los estudiantes presentan para lograr su ingreso a la universidad, tiene una duración de nueve horas, y las jornadas de estudio pueden iniciar desde las 6 de la mañana hasta las 10 de la noche. En México, en cambio, el gobierno prohibe reprobar a los alumnos inscritos en escuelas públicas de niveles básico y básico superior, se suspenden las pruebas PISA y, en casos aún más alarmantes, los alumnos de algunas Escuelas Normales exigen sus plazas de maestros mediante manifestaciones, robo y secuestro de camiones, bloqueos de vías de trenes, pinta de paredes y muchas atrocidades más, todas ellas solapadas por un gobierno timorato e incapaz de afrontar sus responsabilidades.

¿Y ahora quién podrá salvarnos?

Entonces si el petróleo se está agotando, si Pemex está al borde de la quiebra, si los gobiernos no fueron capaces de aprovechar la riqueza que en su momento generaron para lograr un desarrollo sustentable, si la educación sigue estancada y secuestrada por sindicatos y autoridades ¿entonces qué alternativas quedan? Las opciones existen, el problema es que las políticas gubernamentales van por caminos muy distintos y en sentidos opuestos: en lugar de invertir en energías limpias, se construyen refinerías, en lugar de apoyar a los maestros comprometidos, se solapan a sindicatos corruptos. Por eso es muy difícil que estas iniciativas conduzcan al desarrollo en el corto plazo y que eso se refleje en el bolsillo, lo que obliga a pensar en otras posibilidades.

El Turismo es una actividad altamente generadora de divisas, pero no todos los países pueden participar en él. Para entrar a este mercado se necesita contar con una oferta turística muy amplia, y sólo un selecto grupo está preparado para hacerlo, y estos concentran la mayor demanda turística del mundo. Hasta antes de la pandemia, el posicionamiento mundial colocaba a Francia en primer lugar, con 89.6 millones de visitas anuales, seguido de España con 83.7 millones y Estados Unidos con 79.3 millones. México ocupaba el séptimo lugar, con 45.0 millones de visitas. Actualmente, en plena pandemia, las estadísticas resultan un tanto engañosas.

Las Cosas que tienes y las que te inventas

Existen países que desde que se originaron tuvieron la fortuna de estar ubicados  en regiones rodeadas de bellos paisajes, como los fiordos de Noruega o los Alpes Suizos, tesoros turísticos que existen desde antes que estos países existieran. Pero, al igual que un bebé millonario, su mérito no está en la fortuna que haya heredado, sino en la forma en que la administra para conservarla, hay países que secan sus lagos y contaminan sus ríos. Existen otros que a cambio de esos paisajes, poseen edificaciones que también son grandes atractivos, como la Muralla China, la Torre Eiffel o las Pirámides de Egipto. Pero si un país no cuenta con paisajes o castillos espectaculares, siempre podrá construirlos y se inventa Disneyland. Ahora que si no se tiene una Torre Eiffel o canales como en Venecia, pues se inventa Las Vegas, el único límite es la imaginación. Mas no todo son paisajes o edificaciones espectaculares, la oferta turística debe incluir otros aspectos igualmente importantes, como la oferta culinaria, hoteles o alojamientos cómodos y a precios accesibles, conectividad aérea, ferroviaria o marítima. Asimismo, la seguridad y la estabilidad política también son importantes, porque por más hermosas que pudieran ser ciudades como Praga, Brujas o París, ningún turista se atrevería a poner un pie ahí si eso pusiera en riesgo su seguridad y la de su familia.

Turismo Cultural

El esfuerzo que en el tema del Turismo cada país realiza para obtener los beneficios que esta actividad genera es muy intenso y competido. Todos intentan ampliar su oferta turística, y uno de los rubros que cada día cobra mayor importancia es el Turismo Cultural. Visitar el Museo de Louvre en París o el Van Gogh en Ámsterdam forma parte de esto, y ciertamente las artesanías populares y los Voladores de Papantla también lo son, pero este término se refiere más bien a las distintas expresiones artísticas relacionadas con las bellas artes como la Música, el Teatro y la Danza, que son expresiones artísticas que exaltan su identidad y que cada país guarda con nostalgia como verdaderos tesoros.

¿Pero por qué la cultura es tan exitosa en tantos países? En primer lugar porque  existe un mayor nivel de educación en el mundo, lo que aumenta el interés por la cultura. Hay personas capaces de recorrer medio mundo para asistir a un concierto o a una obra de teatro; en segundo lugar porque la mayoría de las actividades se realizan a la luz del día, ya sea en la playa o esquiando en la montaña. La mayor parte de las atracciones turísticas cierran actividades en promedio a las 6:00 de la tarde, como en el caso de las visitas a museos o castillos, por lo cual las actividades nocturnas se reducen considerablemente. De esta forma sólo queda la cena obligada en algún restaurante, asistir a un centro nocturno, recorrer alguna plaza o mirar el cielo y las estrellas, pero a menos que estemos en Escandinavia para disfrutar de la Aurora Boreal, esa opción no parece muy divertida, es entonces cuando el turista agradece que el lugar le ofrezca otras opciones para aprovechar el día completo durante sus vacaciones. Así surge el Turismo Cultural que intenta rescatar espacios que han sido ignorados para tratar de entretener y cautivar al viajero, con el fin de dejar en él una experiencia memorable.

Teatro Musical. En el mundo del Teatro, el musical es el que cuenta con mayor demanda, y en este género los teatros más importantes se encuentran en Broadway, en el West End de Londres y en Madrid. Para tener idea de la magnitud de este mercado basta mencionar que antes de la pandemia, en el 2019, tan sólo Broadway atrajo a 15 millones de espectadores y obtuvo ingresos por 1,800 millones de dólares. Para dimensionar lo que esto representa, basta decir que, en el mismo periodo, el número de visitantes al estado de Yucatán llegó apenas a los 3.2 millones, y además sólo un 21% fueron turistas extranjeros. Lo anterior resulta desalentador, tomando en cuenta los numerosos atractivos que tiene este estado, como la zona arqueológica de Chichén Itzá, sus cenotes, su comida, etc.

Pero ¿por qué si el teatro musical es tan exitoso, el resto de los países no lo incluye en sus propuestas? Principalmente porque producir una obra de teatro no es sencillo, implica la conjunción de distintos elementos de talento: el escritor, el compositor, el coreógrafo, etc., y su proceso de creación requiere además de creatividad, tiempo, inspiración y a veces una pizca de suerte. No es como quien arma un producto en una fábrica, de otra forma sería tanto como decir: ¿si la Quinta Sinfonía resultó tan exitosa, porque no cada país no escribe la suya?  

Danza Celta. Irlanda cuenta con grandes atractivos turísticos, como sus paisajes y espectaculares acantilados. Este país tiene todo para atraer al turista internacional, además de que cuenta con una alternativa única y diferente: desde hace siglos encontraron una forma muy peculiar de combinación entre la música y el baile, lo que dio lugar a la Danza Celta, que es el origen del Tap. Esta fórmula se ha convertido en uno de los mayores atractivos para los visitantes; a lo largo de todo el territorio existen compañías que lo practican, desde niños en escuelas primarias, hasta jóvenes en universidades y, por supuesto, las compañías profesionales. Por mucho, la más importante es Riverdance, una de las producciones más exitosas de todo el mundo, y está integrada por los mejores músicos y bailarines de Irlanda. Ésta fue creada en 1995 por Bill Whelan, y su gran éxito lo ha llevado a presentarse en más de 450 espacios en todo el mundo, por lo que ha logrado ser visto por más de 25 millones de personas. Por este motivo, no siempre es posible que se encuentre en Irlanda. Sin embargo, existen muchos lugares donde poder disfrutar de estos espectáculos, especialmente en Dublín, donde los bares y restaurantes cuentan con este tipo de espectáculos, y donde los visitantes de cualquier parte del mundo pueden disfrutar de las danzas celtas con un tarro de cerveza o una buena comida, como cualquier  irlandés. 

Flamenco. Existen  tradiciones que el mundo reconoce como lo más característico de un país, como sucede en México con el mariachi y el tequila, que en realidad son originarias del Estado de Jalisco. En España sucede algo similar con los toros, el baile flamenco o el jamón serrano, que aunque son originarios de Andalucía, el mundo los identifica como típicos de España en general. Todos ellos son grandes atractivos para el turismo, y el baile flamenco, que es probablemente la forma de arte más famosa de España, es de los más solicitados aun en ciudades fuera de Andalucía, como  Madrid o Barcelona, pero principalmente en ciudades andaluzas como Sevilla, Utrera, Granada o Málaga. En estas grandes ciudades, el ambiente es tan alegre y amigable, que no resulta extraño que incluso en los bares frecuentados por los españoles, cualquier turista sea bienvenido e invitado cantar, bailar o aplaudir como si fuera uno más de ellos. Un viaje a España no estará completo si el turista no asistió al menos una vez a un tablao o a un espectáculo flamenco.

Tango. Cada vez que la crisis económica y social en Argentina parece haber tocado fondo, las políticas erráticas de cada nuevo gobierno se encargan de hacerla aún más profunda, y cada gobierno resulta peor que el anterior. Pero, por increíble que parezca, a principio del siglo XX, Argentina era uno de los 10 países más ricos del mundo. En la actualidad, la situación es muy distinta, lo que la obliga a explotar cada uno de sus recursos, y uno de los más importantes es el turismo, el cual llegó a generar hasta un 10% del PIB, y es que el país cuenta con muchos atractivos, como Bariloche, Iguazú, el Glaciar Perito Moreno y el tango, el atractivo turístico por excelencia y reconocido a nivel mundial. Los turistas lo buscan, especialmente en las tanguerías más tradicionales y clásicas como El Querandi, que presenta la historia del tango, desde sus inicios hasta Piazzolla. Hoy el cierre de las fronteras impide que mucha de su gente, así como el turismo internacional lleguen a Argentina, y mientras éstas se abren, sólo escucharemos al turista decir: “Mi Buenos Aires querido, cuando yo te vuelva a ver, no habrá más penas y olvido”.

Wiener Mozart Konzerte. Uno de los mejores ejemplos de cómo aprovechar un tesoro cultural es “La Orquesta Mozart de Viena”. Aunque Mozart nació en Salzburgo, sus años más creativos y exitosos los vivió en esta ciudad de Austria, y para sus habitantes es razón más que suficiente para explotar su música y su nombre. La orquesta está formada por los mejores músicos y cantantes de renombre internacional, y en su repertorio incluyen las más populares piezas de Strauss. Hasta aquí pensaríamos que con esto sería suficiente para atraer al turismo cultural, pero no conformes con esto, la orquesta se presenta con espléndidos trajes históricos y pelucas de época. El espectáculo logra un éxito espectacular, y transporta al público a vivir un auténtico concierto del siglo XVIII, lo que demuestra que, cuando de alcanzar el éxito se trata, la cultura no está reñida con la mercadotecnia.

Teatro Negro. Otro ejemplo de cómo aprovechar la cultura para atraer visitantes, es la Ciudad de Praga, que además de ser una de las ciudades más bellas del mundo, tiene en la música y el teatro, dos aliados más. Las plazas están repletas de arte, donde músicos de todo tipo deleitan a los paseantes con increíble virtuosismo en cada una de sus interpretaciones. Pero el sitio más popular es el Puente de Carlos, un verdadero paraíso para cualquier amante de la música, donde a lo largo de sus 516 metros puede uno encontrar, desde grupos de jazz, hasta música clásica, en un recorrido que uno quisiera que nunca terminara. Aun así, la joya de la corona es el famoso Teatro Negro de Praga, una escenificación que combina la oscuridad con colores fluorescentes, lo cual produce una magnifica combinación de luz y sombras. Es casi imposible que un turista no asista a alguna de estas obras que se presentan en la ciudad, con una mercadotecnia muy bien planeada, con innumerables puntos de venta, promotores en las calles y plazas, en hoteles,  restaurantes, etc. Lo mejor es que resulta una experiencia inolvidable, llena de magia, que no deja de sorprender a los asistentes en cada momento.

México

Es indiscutible que México cuenta con enormes atractivos turísticos, desafortunadamente no todos ellos igual de exitosos. Para subsanar este inconveniente es necesario enfrentar enormes retos, y probablemente el mayor de ellos sea la falta de seguridad. Por esta razón, la actividad turística se ha visto afectada en gran parte del país, y es que la inseguridad no es precisamente la mejor publicidad para atraer el turismo. Aun así, existen desarrollos que se han convertido en grandes centros turísticos de fama internacional. Uno de ellos es Cancún, donde según Euromonitor, en 2019 se recibieron más de 6 millones de turistas internacionales; le siguen la Riviera Maya y Los Cabos como los de mayor éxito. Salvo algunas excepciones, el resto del territorio nacional es prácticamente invisible para el visitante extranjero, y quien podría culparlos, ¿acaso alguno de nosotros invitaría a un amigo o familiar a visitar un lugar inseguro, por más bello que sea? Es por eso que mientras la situación no cambie, la mejor opción es promover los destinos más seguros, con campañas de publicidad, mejores servicios y con otros atractivos que generen mayor interés para fomentar el  turismo internacional.

El México Cultural

En este terreno, México tiene mucho que ofrecer, uno de los mejores ejemplos es el Ballet Folklórico de Amalia Hernández, el cual por seis décadas ha sido el conjunto emblemático del baile folclórico. Se trata de un maravilloso espectáculo con una gran visión estética llena de colores que mezcla leyendas, historias e imágenes; el único inconveniente es su calendario de presentaciones, por lo que  no siempre es posible disfrutarlo en México debido a sus giras internacionales

Un caso similar es el Mariachi Vargas de Tecalitlán. Para quien no ha tenido la oportunidad de asistir a alguno de sus conciertos, seguramente no tiene ni idea de lo maravilloso de su espectáculo, la calidad y arreglos musicales son de otro nivel; cuenta con los mejores músicos y cantantes del género. Sus actuaciones  combinan lo tradicional con la más avanzada tecnología en audio e iluminación, pero sus presentaciones son limitadas por sus giras en el extranjero, como sucede con el Ballet Folklórico de Amalia Hernández.

El Teatro Musical en México

En los últimos años, el Teatro Musical en México ha logrado un gran desarrollo, pero esto no alcanza para atraer al turismo internacional. La razón es simple, las producciones de gran formato son obras que tienen su origen en Broadway o Londres, de tal forma que el público extranjero las ha visto en su versión original.

Por lo tanto, asistir a obras como “El Rey León” o “Los Miserables” no resulta atractivo para un público que además no habla español. Para explotar este recurso, se tendrían que producir obras propias, lo cual no es imposible, por el contrario. La experiencia acumulada hasta ahora, así como el talento de los creativos del Teatro Musical basta y sobra para producir obras de nivel internacional, como el caso de “Qué Plantón”. Aunque probablemente la mejor forma para atraer al turista internacional sean las obras de temas nacionales, como “Ciudad Blanca”, o históricas, como “Josefa”, basada en la vida de Josefa Ortiz de Domínguez —heroína de la Independencia— o “La Leyenda de Huracán”, que narra la historia de Gonzalo Guerrero, el primer español que se integró al mundo Maya en 1511.

¿Pero por qué estas obras no han logrado una mayor proyección? Simplemente por razones económicas, falta de apoyos gubernamentales y de inversionistas privados, quienes prefieren no arriesgarse y con nula solidaridad, sólo se dedican a reproducir obras extranjeras en lugar de apostar por la creatividad y el trabajo en equipo para catapultar el Teatro Musical mexicano.

Éramos Muchos y Parió la Abuela

Como si no hubiesen sido suficientes los problemas económicos que han llevado a México a una crisis sin precedentes, la Covid-19 llegó para hacerla aún más profunda, y eso no cambiará en el corto plazo. Mientras no se comiencen a corregir todos nuestros errores y a entender que ya estamos en el siglo XXI, y nos pongamos a diseñar estrategias y a trabajar en ellas, seguiremos sobreviviendo como se pueda y rogando por que la suerte esté de nuestro lado y las remesas continúen en aumento.

Download Nulled WordPress Themes
Download Nulled WordPress Themes
Download WordPress Themes Free
Download WordPress Themes Free
lynda course free download
download redmi firmware
Premium WordPress Themes Download
udemy course download free

Humberto Astudillo