Horizontum - Finanzas y Cultura
Maternidad y homeoffice en tiempos de pandemia Maternidad y homeoffice en tiempos de pandemia
4.5
En esta nueva realidad mucho se ha escrito sobre lo que el confinamiento ha implicado para la sociedad, sin embargo, falta explorar un poco... Maternidad y homeoffice en tiempos de pandemia

El encierro por la pandemia ha sido un reto para todos, desde los que hemos podido quedarnos en casa hasta para quienes no tuvieron la opción de hacerlo. La vida cotidiana dio un giro de 180 grados. Algunos vivieron el sueño: volver a desayunar y comer todos juntos en familia, evitar estar sentados horas en el tráfico o poder regresar a los tiempos de convivencia obstruidos siempre por la rutina cotidiana. En esta nueva realidad mucho se ha escrito sobre lo que el confinamiento ha implicado para la sociedad, sin embargo, falta explorar un poco más una realidad que se ha intensificado aún más con la situación actual: la maternidad y la vida laboral.

Las madres que trabajan fuera de casa siempre han tenido que buscar un equilibrio entre su vida laboral y familiar. Hay quienes pagan por ayuda extra en su casa, pero en la mayoría de los hogares mexicanos este tipo de gastos son inconcebibles para la economía familiar. Con el cierre de escuelas y guarderías se ha hecho más pesada la carga sobre muchas mujeres, pues la casa se ha convertido al mismo tiempo en oficina-escuela-guardería, por lo que el papel de ellas se ha multiplicado entre las labores profesionales, familiares y del hogar.

Para los trabajadores, la oficina ya se había extendido del edificio al celular, incluso en España se tuvo que regular el “derecho a la desconexión digital” mediante la Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales. Este derecho permite a los trabajadores no contestaran mensajes, correos y llamadas laborales fuera del horario de oficina. En México nunca ha existido tal cosa, y si antes los horarios laborales no eran exactos, con esta situación mucho menos. Así, las mujeres, además de trabajar, tienen la carga del cuidado del hogar y los hijos. En esta situación resulta mucho más difícil conciliar la maternidad con el trabajo, pues los horarios son aún más confusos e indefinidos, hay que entender que los niños y adolescentes claramente no vienen programados con horarios preestablecidos.

Tal es el caso de una abogada que trabaja en un Juzgado de lo Familiar, quien cuenta su experiencia: “Santi es muy mañanero, a él no le importa si son vacaciones o es sábado, él quiere leche. Desde temprano ahí está. Pero él hace una siesta normalmente de dos horas a medio día, ahí es cuando aprovecho para trabajar. Después hago actividades junto con él (quehacer de la casa, la comida, dinámicas manuales que le permitan aprender), y es en la noche cuando trabajo unas cuatro horas más. A lo mejor durante el día, de manera intermitente, puedo contestar algunos correos, incluso llamadas telefónicas de la juez. En la noche es cuando yo tengo que revisar mi base de datos para ver mis pendientes porque ahora las demandas son virtuales”.

La educación y el desarrollo cognitivo de Santi de tres años son de gran importancia para su madre, por lo que ella se esfuerza por crear actividades que optimicen las habilidades de su hijo, tarea que no es fácil. Aun así, la experiencia de esta abogada ha sido gratificante, pues ha podido convivir y pasar mucho más tiempo con su hijo. “Para mí ha sido increíble porque como mamá tuve que hacerme un tiempo mayor para Santi, para que él no estuviera aburrido ni desesperado”.

Esta abogada es afortunada, pues además de tener un trabajo que puede hacer desde casa, cuando no es necesario que ella vaya a la oficina, cuenta con el apoyo de sus padres para cuidar a su hijo. Pero ¿qué pasa con las madres que no cuentan con ese apoyo? ¿Qué pasa con las madres que tienen más de un hijo para cuidar?

La situación es difícil para todos, pero aún más para las mujeres, pues tradicionalmente se le ha otorgado a nuestro género el rol de ocuparse de las labores de la casa y de cuidar a los hijos. Los tiempos han cambiado: las mujeres también se encuentran en cualquier ámbito laboral, pero el rol de género es muy difícil de erradicar. No abogamos porque a las mujeres se les quite toda la responsabilidad, pero sí porque la carga del hogar sea compartida.

Ahora bien, las madres solteras que no tienen en quién apoyarse batallan mucho más. Esto nos debe poner a reflexionar y a movilizar como sociedad para crear estrategias y redes de apoyo. En marzo todos creíamos que esta situación no iba a durar, parecía irreal, pero ya vamos casi por el año y no sabemos cuánto más falta para volver a la normalidad, para que las escuelas y guarderías vuelvan a funcionar. Hay que darles un reconocimiento, aunque sea social, a todas aquellas mujeres que se han tenido que adaptar, pues han demostrado su fortaleza una vez más al conseguir sobrellevar todas sus obligaciones y actividades tanto en el ámbito laboral como familiar.

Download WordPress Themes Free
Download Best WordPress Themes Free Download
Download WordPress Themes
Free Download WordPress Themes
free download udemy paid course
download micromax firmware
Download Premium WordPress Themes Free
udemy paid course free download

Aline Carrizal