Horizontum - Finanzas y Cultura
La sobreoferta laboral que viene La sobreoferta laboral que viene
14.5 millones de personas perdieron su empleo tan solo de marzo a abril del 2020 y buscarán oportunidades de trabajo a la... La sobreoferta laboral que viene

14.5 millones de personas perdieron su empleo tan solo de marzo a abril del 2020 y buscarán oportunidades de trabajo a la brevedad posible

México contaba con una fuerza laboral de 57.4 millones de personas al primer trimestre del año. Un mes después, 14.5 millones engrosaron las filas de los no remunerados.  Estas cifras provienen de la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE) del mes de abril del 2020 y que publicó el INEGI el 1º de junio.

Para el mes de abril, la base total de personas que estaban dispuestas a tomar un empleo o emplearse, fueron 22.1 millones. El INEGI clasifica este grupo en dos tipos. El primero aquellos que buscaron trabajo en abril y no encontraron que totalizan 2.1 millones. El segundo quienes estuvieron inactivos sin buscar trabajo pero que se encontraban disponibles a tomarlo, es decir, los restantes 20.0 millones. Esta última cifra, sin precedentes, fue conformada por millones de personas que eran económicamente activas en marzo y que durante abril no buscaron empleo por el confinamiento. Si al universo de 22.1 millones le restamos 5.9 millones que en marzo ya se encontraban como inactivos pero disponibles (los que ya habían tirado la toalla), quedan de cualquier manera 16.6 millones de personas que pudieron haber tomado una oportunidad laboral en abril.  Lo anterior ayuda a dimensionar el tamaño del desempleo.

La población económicamente activa pasó de 57.4 millones en marzo a 45.4 millones en abril, es decir, una pérdida de 12 millones de trabajadores. Las personas que lograron permanecer económicamente activas se quedaron con empleos menos favorables de lo que solía ser en marzo. Por ejemplo, en marzo el 60.5% de los empleos eran para trabajadores subordinados remunerados, el mismo porcentaje sube a 74.9% en abril en detrimento de los trabajadores por cuenta propia. Además, el porcentaje de ausentes temporales con vínculo laboral pasó, en el mismo periodo, de 1.7% a 21.9%. También, los empleos de 34 horas o menos registraron un aumento relativo. Un tercer ejemplo es el cambio de la tasa de población subocupada, que pasó de 9.1% en marzo a 25.4% en abril. Esto es, en términos porcentuales, un incremento de las personas que estaban en la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo. Finalmente, el porcentaje de personas ocupadas con ingresos de hasta un salario mínimo aumentó de 22.0% a 41.3%, lo que indica una contracción salarial evidente. En otras palabras, menos y peores empleos

Un aspecto que podría ser positivo es que la tasa de informalidad laboral bajó 8.0 puntos de un mes a otro, al situarse en abril en 47.7%. Sin embargo, lo anterior solo es reflejo de que gran parte del sector informal en marzo quedó inactivo y sin buscar empleo por las razones que se asociación al confinamiento.

Es probable que en los meses de mayo y junio acumulen todavía más personas que ensanchen la base de los no remunerados. Vendrá entonces una sobreoferta laboral. Esta masa extra de desocupados estará asociada a una baja salarial como ya se está viendo desde abril.

La velocidad en la que se integren al mercado laboral las personas que quedarán sin trabajo será fundamental para aminorar el impacto económico de la falta de empleo en los hogares. Sin hablar de otros efectos relativos a la estabilidad emocional y bienestar general de los individuos. Como empleador, la crisis del confinamiento es una oportunidad para contratar talento que estará deseoso de incorporarse a las organizaciones a costos reducidos. Como colaborador es la ocasión para ampliar el tramo de competencias, ser flexible y estar orientados a la búsqueda de ahorros. Por último, como autoempleado es el momento de explorar nuevos negocios o de incorporar tecnología a los procesos de marketing, distribución y venta. El ajuste a la nueva realidad laboral del país dependerá del esfuerzo colaborativo de todas las partes involucradas: trabajadores, empresarios, gobierno y sociedad.

Free Download WordPress Themes
Download Best WordPress Themes Free Download
Download WordPress Themes Free
Download Nulled WordPress Themes
online free course
download redmi firmware
Download Nulled WordPress Themes
free download udemy course
Iván Castro Rivadeneyra

Iván Castro Rivadeneyra

Iván Castro Rivadeneyra. Director de PQR Planning Quant y miembro del comité de NSE de la AMAI. @castrorivan @PlanningQuant