Horizontum - Finanzas y Cultura
La relevancia de las Inversiones de Impacto ESG/SDG en México, un debut que promete La relevancia de las Inversiones de Impacto ESG/SDG en México, un debut que promete
Tan sólo el año pasado, el número de emisiones bonos ESG se mantuvo permanentemente por encima de las medias mensuales de los tres años... La relevancia de las Inversiones de Impacto ESG/SDG en México, un debut que promete

En el mundo financiero actual, donde la volatilidad es la norma, haciendo cada vez menos predecible el comportamiento de ciertas variables, existe algo que es más que evidente y que llegó para quedarse, esto debido al crecimiento del mercado de bonos ESG (Environmental, Social and Governance criteria o estándares de Medio Ambiente, Social y Gobierno). Tan sólo el año pasado, el número de emisiones de este tipo de bonos se mantuvo permanentemente por encima de las medias mensuales de los tres años anteriores.

En mayo de 2019, por ejemplo, alcanzaron un volumen total de 35 000 millones de dólares, registrando el máximo histórico de emisiones de este tipo que cerró a un nivel del 175% por encima de la media de los tres años anteriores. Durante ese mismo mes, los bonos verdes, sociales y sostenibles representaron un 6.7% del volumen total de bonos emitidos, el máximo nivel jamás alcanzado. El apetito que los bonos ESG está despertando entre un cada vez más nutrido y variado rango de inversores, probablemente contribuirá a prolongar esta escalada en el nivel de demanda, pudiendo llegar incluso a derivar en ventajas en términos de precio para el emisor.

Desde 2015 la Organización de las Naciones Unidas definió el marco regidor para promover un planeta más saludable y productivo. Esto fue recogido en los 17 SDG o Sustainability Development Goals (Metas de Desarrollo Sustentable), los cuales fueron adoptados por empresas e instituciones financieras, tanto públicas como privadas, a fin de apoyar las metas establecidas para cada uno de estos 17 objetivos propuestos, incluyendo el desarrollo de infraestructura, acabar con la pobreza y contribuir al desarrollo de un planeta más verde y amigable con el medio ambiente.

Aun cuando las empresas del sector privado juegan un papel fundamental en el logro de los SDG, algunas de estas metas y objetivos no pueden ser logrados solamente por ellas, por lo que requieren la intervención gubernamental para temas como pueden ser la implementación de programas públicos para la disminución de la pobreza o el otorgamiento de servicios públicos de educación y salud. Así, los gobiernos pueden entrar en los mercados de capitales privados para financiar este tipo de iniciativas bajo esquemas de asociación público-privada, por lo que recurrentemente van al mercado de bonos para financiar estas actividades vía emisión de bonos soberanos.

Por su parte, los gobiernos pueden emitir bonos soberanos que estén ligados a la consecución de uno o más de los 17 SDG siguiendo un proceso de gobernanza estricto, que asegure el uso de los recursos y el monitoreo de impacto y cuyo reporte de resultados permita avalar la aplicación de los recursos invertidos siguiendo los estándares SDG. Todo esto para que inversionistas especializados en impacto logren sus objetivos vía bonos soberanos en línea con los esquemas SDG. De esta forma, se amplía el mercado potencial de los bonos a emitir y se pueden alcanzar a más adquirentes, lo que permitiría incrementar la competencia por los recursos haciendo más eficiente el costo financiero del bono.

En general, un bono SDG no es diferente a los bonos convencionales, su única característica es la definición específica en el uso de los recursos con su correspondiente monitoreo de impacto, así como el reporte de resultados.

De hecho, esta semana (del 24 de febrero) inició el Roadshow o presentación a inversionistas del primer bono SDG que será emitido por el Gobierno de México y segundo en la región latinoamericana, después del bono SDG chileno. Se espera que exista un gran apetito de los inversionistas dada la calidad crediticia del bono soberano mexicano y por estar ligado a los principios SDG. De esta manera se abre el mercado de posibles adquirientes, lo que debería impactar positivamente para México en el precio.

De acuerdo con los documentos publicados por la Secretaría de Hacienda, se presenta un resumen de las principales áreas de acción para el uso de los recursos considerados en el primer bono SDG del Gobierno de México.

Poner fina al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible.

Incluye:

  • Subsidios a la producción para pequeños agricultores.
  • Entrenamiento a pequeños productores del campo.
  • Alimentación para niños en edad escolar en zonas rurales.
  • Seguros para la agricultura.

Garantizar una vida sana y promover el bienestar de todos a todas las edades.

Incluye:

  • Hospitales y equipamiento médico.
  • Soporte a profesionistas de la salud.
  • Programas de salud para población vulnerable.

Garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos.

Incluye:

  • Escuelas y equipamiento educativo.
  • Centros de entrenamiento educativo.
  • Becas educativas.

Garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos.

Incluye:

  • Mejora en la infraestructura para el tratamiento de agua.
  • Modernización de la hidroagricultura.
  • Modernización de presas.
  • Proyectos para la reducción de riesgos en el manejo del agua.

Garantizar el acceso a una energía asequible, fiable, sostenible y moderna para todos.

Incluye:

  • Generación de energías limpias y su infraestructura.
  • Redes inteligentes de suministro eléctrico.
  • Programas de eficiencia energética.

Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos.

Incluye:

  • Sistemas digitales de pago.
  • Sucursales bancarias en zonas aisladas.
  • Centros para la promoción de la herencia cultural y natural de México.
  • Becas para el entrenamiento para el trabajo.
  • Desarrollo y mantenimiento de centros de entrenamiento para el trabajo.

Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación.

Incluye:

  • Desarrollo de caminos rurales.
  • Acceso a Internet.

Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

Incluye:

  • Transportación férrea electrificada.
  • Desarrollo de plataformas multimodal.
  • Implementación de sistemas de autobús rápido.

Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

Incluye:

  • Generación de energías renovables.
  • Eficiencia energética en edificios públicos.

Conservar y utilizar sosteniblemente los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible.

Incluye:

  • Conservación y gerenciamiento de cuencas.

Proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad.

 Incluye:

  • Desarrollo forestal sustentable.
  • Dirección de parques nacionales.
  • Conservación de la vida salvaje.

Es claro que la entrada de México en el mercado de bonos SDG es una buena noticia para las finanzas del país y para los objetivos de desarrollo propuestos, ya que se abre una ventana para los inversionistas globales que buscan un uso de sus recursos en línea con estándares internacionales de alto impacto de desarrollo. Actualmente, el riesgo soberano del país conserva el grado de inversión, lo cual lo hace, a nivel global, un riesgo muy atractivo para inversionistas institucionales internacionales. El hecho de que con esta emisión se adhiera un uso de los recursos en línea con más metas SDG es un extra muy positivo, el cual se podría capitalizar en una reducción en el costo de fondeo del instrumento al incrementar el universo de potenciales inversionistas.

Apostar por la sustentabilidad y el impacto de desarrollo es siempre una buena idea, debemos ser optimistas de que veremos más de este tipo de instrumentos en el futuro cercano. Los bonos SDG llegaron para quedarse en México.

Download WordPress Themes
Download Nulled WordPress Themes
Download Nulled WordPress Themes
Download WordPress Themes Free
ZG93bmxvYWQgbHluZGEgY291cnNlIGZyZWU=
download karbonn firmware
Download Premium WordPress Themes Free
free download udemy course
Gabriel España

Gabriel España

El autor es Managing Director en Iskali Capital Group (ICG), banca de inversión con sede en Washington D.C., enfocada a proyectos de alto impacto en el desarrollo en mercados emergentes. Ocupó puestos de dirección en la International Finance Corporation (IFC), institución financiera para el desarrollo del sector privado del Banco Mundial para sus operaciones en Latinoamérica y el Caribe. Contacto: gespana@iskalicapital.com Twitter: @Gabriel_Espana LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/gabrielespana/