Horizontum - Finanzas y Cultura
Julio Ruelas: zozobra y negatividad artísticas Julio Ruelas: zozobra y negatividad artísticas
Julio Ruelas: su posición respecto a la muerte, es cruel, violenta, trágica, desamorosa y simbolizada, exclusivamente, en el cuerpo de la mujer como animal. Julio Ruelas: zozobra y negatividad artísticas

Julio Ruelas Suárez (1870-1907) hizo dibujo a carbón y a tinta; pintura al óleo y grabado; incluso, empleó la técnica del agua fuerte. Viajó a París muy joven. Posiblemente a los 17 años.

Pero su madre lo mandó a estudiar, en 1891, a la Escuela de Arte de la Universidad de Karlshure, en Baden, Alemania, aunque con anterioridad ingresó en la Academia de San Carlos.

Fue un adelantado a su época. Heredero del decadentismo, contrasta con el México de aquel período en donde imperaba el arte neoclásico; no obstante, durante el siglo XIX sobresalen otros artistas, que desentonan con el común denominador de las expresiones artísticas mexicanas

Tales son los casos del grabador José Guadalupe Posada (1852-1913) y el escritor Manuel Payno (1810-1894).

La formación de Ruelas en Francia se sustentó, no sólo por sus viajes, sino también a través de las ideas del romanticismo alemán, de la poesía y la crítica literaria de Charles Baudelaire, así como de la obra de Edgar Allan Poe.

En general, del medio creativo parisino y, por supuesto, del previo momento a la belle époque, cuando el artista sale nuevamente hacia Francia, con el apoyo de Justo Sierra, en el año de 1904. Jamás regresa. Muere ahí.

Julio Ruelas: zozobra y negatividad artísticas

La relación de Julio Ruelas con el medio literario

La relación de Ruelas con el medio literario mexicano se consolidó cuando se fundó la Revista Moderna. Arte y Ciencia (1898-1911), en la cual colaboró al ilustrar sus interiores y portada. Inclusive, su obra todavía era publicada cuando ya había muerto.

Además de la amistad con José Juan Tablada y Amado Nervo, hacia representaciones pictóricas para distintos poemas y cuentos de la edición. También se escribían poemas a partir de sus dibujos o grabados.

Durante el tiempo de publicación en esta importante revista modernista se difundieron más de 200 de sus dibujos, por lo que esto lo hace un insigne representante del desarrollo de la imagen y la cultura del diseño editorial.

Quizá por morir en Francia, quedó olvidado durante un buen tiempo, aunque se ha revalorado su trabajo desde principios de la segunda mitad del siglo pasado, a través de exposiciones en distintos museos del país, la investigación monográfica y estudios de distintos especialistas sobre su vida y obra

Tal es el caso de El Viajero lúgubre: Julio Ruelas modernista, 1870-1907, de Teresa del Conde. Después volvió al olvido y, poco a poco, se ha retomado su importante trabajo pictórico decadentista, simbolista, de tintes surrealistas, pleno de ideas metafísicas, apocalípticas y revolucionarias.

Su obra tiene un aspecto profético y provocador por su violencia, bajo temáticas sexuales, asociadas a la transgresión y opacidad del cuerpo femenino.

Julio Ruelas: zozobra y negatividad artísticas

Algunos estudiosos de la obra de Ruelas parten del cuerpo, de su importancia en el medio literario mexicano, pero hace falta revisar y profundizar más desde el aspecto estético y sus influencias de las pinturas francesa, alemana y española.

La temática figurativa de este artista tiene su origen y desarrollo tanto en la pintura como en la literatura.

Arnold Bröcklin (1827-1901) y Max Klinger (1857-1920) fueron sus más inmediatas influencias, dada la semejanza en el tópico sombrío, numinoso y la presencia del cuerpo como deformación metafísica de la existencia humana.

Del lado literario, a finales del siglo XIX, influyeron la tendencia maldita y las categorías negativas de la teoría estética derivadas de la teología negativa

Esas nuevas estéticas y poéticas, la del arte moderno, tienen como máximas la despersonalización, el bestiario, la supresión de los sentimientos líricos y el siempre reflejo de la disonancia estilística.

La conjunción de elementos de las artes pictóricas y de las literarias se encuentra en la obra de Ruelas en la atmósfera tétrica, mitológica y metafísica.

Sin embargo, Francisco de Goya (1746-1828) fue quien le permitió a Ruelas construir su imaginario en torno a la muerte como alegoría de la vida fugaz

Las Pinturas negras son las que juegan un papel central para dicho propósito estético y técnico. Esto puede apreciarse en las obras del zacatecano Los fuegos fatuos (1900), Mujer alacrán (1904), Auto de fe (1906) y La Crítica (1906), dado el talante mórbido que poseen.

La primera de éstas contiene un aire metafísico, trascendente y fantástico. La segunda es una suerte de bestiario e híbrido, aunque transmite el carácter ficcional, ilusorio y alegórico.

Julio Ruelas: zozobra y negatividad artísticas

La tercera resulta totalmente inquietante tanto por el título como por el contraste oscuro y grisáceo. Es apocalíptica. Revela la atmósfera propia del simbolismo francés y el rasgo maldito de la época.

La última, quizá su obra más conocida, es un autorretrato que puede dar entendimiento sobre el sentir y pensar del artista. En la misma, la crítica viene a ser la punta o clavo que está por atravesar la cabeza, la mente del artista.

Todo lo apenas dicho contiene un tormento absoluto. La vida y la obra se consuman

Tal martirio se manifiesta en las obras Dos frailes y Dos viejos comiendo, de las Pinturas negras de Goya, del período de 1819 a 1823. En ambos cuadros está presente el contraste de la vida y la muerte. El color amarillento, con efecto sepia, transmite y sugiere la vejez.

Tanto en la representación del fraile como en la del viejo hay alguien o algo intencional bajo el halo misterioso y numinoso. Se trata de la muerte. Incluso, en la segunda obra puede verse la calavera, en el primer plano del lado derecho del espectador.

Julio Ruelas: zozobra y negatividad artísticas

La técnica y la disolución de la vida fugaz del ser humano se erosionan con la muerte, en un más allá, en otros términos, lo metafísico de la pintura.

En contraste, Ruelas, en el desarrollo estético de su obra, es más europeo que mexicano. La idea de la muerte, en sus distintos cuadros y grabados, para nada se acerca a la crítica empleada por Posada en su obra o al original aspecto lúdico del temperamento mexicano.

La posición de Ruelas, respecto a la muerte, es cruel, violenta, trágica, desamorosa y simbolizada, exclusivamente, en el cuerpo de la mujer como animal; es decir, la parte irracional de la naturaleza

Esto es, en todo sentido, la objetivación de lo femenino, la normalización de la femineidad y, en contraste, el hombre, lo racional en la naturaleza tendría un poder y control sobre su contraparte genérica: la mujer.

Julio Ruelas: zozobra y negatividad artísticas

Si los estudios de género y la teoría feminista indagan en mencionados caracteres, sin duda, habría una dura crítica y debate en torno a la aceptación o no de una parte de la obra de Ruelas.

Este artista provoca. Es polémico. Todavía, a más de cien años de su muerte, su obra, en distintos niveles, crea acuerdos y desacuerdos, aceptación y rechazo. Su valor no sólo es estético, sino histórico, pues incorpora al país una concepción artística que en México estaba lejos de ser posible dada la influencia neoclásica gestada durante el siglo XIX. También crítica a favor y en contra de su propia obra.

Download Nulled WordPress Themes
Download WordPress Themes
Download WordPress Themes
Download Best WordPress Themes Free Download
free online course
download huawei firmware
Download Nulled WordPress Themes
ZG93bmxvYWQgbHluZGEgY291cnNlIGZyZWU=
Fernando Salazar Torres

Fernando Salazar Torres

(Ciudad de México, 1983). Poeta, ensayista y gestor cultural. Licenciado en Filosofía por la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Iztapalapa (UAM-I), también obtuvo el grado de Maestría en Humanidades (UAM-I). Ha publicado el poemario Sueños de cadáver (El golem editores, 2010) y Visiones de otro reino (El golem editores, 2015). Su poesía y ensayos se han publicado en distintas gacetas y revistas literarias impresas y electrónicas. Coordina las mesas críticas sobre literatura mexicana, “Crítica y Pensamiento sobre poesía y narrativa en México”. Dirige un Taller Literario. Colabora en la revista literaria Letralia. Tierra de Letras con la sección “Voces actuales de México”.