Horizontum - Finanzas y Cultura
FIL de Guadalajara: la virtualización del mundo real FIL de Guadalajara: la virtualización del mundo real
La FIL de este año, uno de los eventos más importantes para la industria editorial en Latinoamérica, se realizará de manera virtual del 28... FIL de Guadalajara: la virtualización del mundo real

La FIL de Guadalajara de este año, uno de los eventos más importantes para la industria editorial en Latinoamérica, se realizará de manera virtual del 28 de noviembre al 06 de diciembre del 2020.

Las redes sociales y las plataformas, desde hace décadas, han modificado el comportamiento y la interacción entre las personas que tienen y han tenido acceso a éstas de manera habitual. Y no sólo eso, sino que cada día tienen más impacto en la sociedad. Diversos estudios manifiestan que las redes sociales replican e intensifican lo que somos en el mundo real. Esto sucede generalmente con las personas; sin embargo, debido a la pandemia, las instituciones culturales han tenido que entrar de lleno al mundo digital para exponer, publicar y difundir su contenido, por lo que también éstas han tenido que replicar lo que anteriormente ofrecían físicamente en estos medios. Este método ha tenido éxito, pues ya no es necesario salir de casa para acceder a las ofertas culturales y, por esta misma razón, la apuesta se inclina a la intensificación de la audiencia y el acceso a la cultura.

Ejemplo de esto en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara,[1] uno de los eventos más importantes para la industria editorial en Latinoamérica, que se realizará de manera virtual del 28 de noviembre al 06 de diciembre del 2020 debido a la situación actual. Lo mismo sucede con la FIL de Oaxaca, la cual ya ha ganado renombre y prestigio, la FILAH, la FENAL, la FILZ y demás ferias del libro que, al menos en nuestro país, se seguirán organizando de manera virtual por las restricciones. La modalidad de estos encuentros ahora consistirá en entrar al sitio web destinado a cada uno de ellos y hojear cada uno de los ejemplares con ayuda del mouse y el teclado.

La comodidad es estos modelos virtuales es indudable. Poder checar, navegar, curiosear y comprar libros de todas las editoriales sin estar sujetos únicamente a la oferta de las grandes librerías, es oro puro para quienes sean amantes de la lectura. Sin embargo, con cada día que pasa y con más eventos culturales organizados virtualmente, nos ponemos a reflexionar lo impersonal que puede resultar la tecnología, pues nos priva de los espacios físicos y de las experiencias sensoriales que éstos ofrecen.

Los méritos de quienes han organizado los eventos culturales de esta manera quedan intactos, pues se han adaptado como debían hacerlo, pero la reflexión sobre las consecuencias de la inmersión cada vez más profunda del mundo real al mundo digital es hoy más vigente que nunca. El salto a este medio de quienes todavía se resistían, la modificación de las modalidades de trabajo (homeoffice y las colaboraciones remotas), la acentuación de las interacciones virtuales y el rechazo hacia el intercambio del dinero físico son algunas de las consecuencias que ya estamos viviendo.

Pero, a pesar de lo beneficioso que podrían resultar algunos de estos cambios, el aislamiento tan prolongado que hemos tenido todavía no nos ha quitado el gusto de hojear y olfatear los libros nuevos, no nos ha quitado las ganas de perdernos entre los stands de las diversas editoriales o de sentarnos junto con personas afines a nuestros intereses para escuchar la conferencia de alguien que admiramos.

Aunque el mundo virtual ha sido la mejor alternativa para seguir en contacto con aquello que la pandemia nos ha arrebatado, es inevitable comparar la situación actual con Wall-E, la película futurista y distópica de Disney. Al menos hasta que acabe la pandemia, cada día estamos un paso más cerca de convertirnos en ese ser obeso e inútil que lo tiene todo a un clic de distancia. Prácticamente podemos sobrevivir recluidos y ejecutar todos nuestros deberes desde casa si contamos con las apps adecuadas.

Podemos comprar el mandado, comida rápida, ropa, maquillaje; podemos acceder a exposiciones, visitas guiadas de los museos más famosos, conciertos y a cualquier evento cultural. Por eso, mientras esperamos a que todo mejore y pase la pandemia, disfrutemos de los servicios adquiridos desde la comodidad de nuestra casa, no para acercarnos al prototipo de ser humano dependiente de la tecnología, sino para ayudar a evitar la propagación del virus y así poder regresar lo más rápido posible a la interacción natural con nuestros seres queridos y con nuestro entorno.


[1] https://www.fil.com.mx/

Download Premium WordPress Themes Free
Download WordPress Themes
Download Best WordPress Themes Free Download
Free Download WordPress Themes
udemy free download
download intex firmware
Free Download WordPress Themes
download udemy paid course for free

Aline Carrizal