Horizontum - Finanzas y Cultura
Entendiendo el arte contemporáneo, ¿se puede? Entendiendo el arte contemporáneo, ¿se puede?
Para entender el arte contemporáneo hay que olvidar conceptos tradicionales de lo que es bueno, malo, bonito o feo. Hay que dejar de creer... Entendiendo el arte contemporáneo, ¿se puede?

Para entender el arte contemporáneo hay que olvidar conceptos tradicionales de lo que es bueno, malo, bonito o feo. Hay que dejar de creer que el arte debe producirse bajo una lógica.

¿Cuántas veces al visitar un museo de arte moderno nos encontramos con obras, piezas o performance que parecieran salidos de otra realidad y que van más allá de nuestro entendimiento y noción sobre el arte? ¿Un lienzo en blanco, otro con manchas de colores, un cuerpo desnudo a mitad de una sala, un edificio ‘envuelto’ en celofán, unas cajas encimadas o una mutilación en público son realmente arte? La respuesta es: sí (en la mayoría de los casos). Y es que aunque el trabajo puede aparentar haber sido realizado por ‘cualquier persona’, en el mundo del arte contemporáneo, el arte es conceptual y las formas no tienen una relación directa con los objetos reales. De ahí que un lienzo en blanco se puede considerar arte porque representa algo más allá que el simple vacío.

Entendiendo el arte contemporáneo, ¿se puede?

Obras sin lógica tras un siglo de cambios

El arte contemporáneo, a grandes rasgos, se refiere a todo el arte que se produce en la época que vivimos y que mantiene una relación con la sociedad y la cultura. De él emanan movimientos como: el expresionismo abstracto, el pop art (happenings), el arte op, el minimalismo, el arte conceptual, el superrealismo, el neoexpresionismo, entre otros.

Su principal labor no es solamente crear un objeto, es ir más allá al considerar: el proceso creativo detrás de la obra, el concepto, la experiencia y la recepción del espectador. Implica, además, un entramado de reglas, costumbres, ideas e instituciones que validan a un trozo de tela con pintura para que sea una producción artística.

Hace más de 100 años que el concepto de arte se expandió tanto que incluye actividades como el performance y las instalaciones.

Así, el arte contemporáneo ha hecho a un lado la creencia de que las obras deben de producirse bajo una lógica establecida, esto porque ya hace más de 100 años que el concepto de arte se expandió tanto que éste incluye ahora actividades como el performance y las instalaciones.

Obras sin lógica tras un siglo de cambios

La aparición de este movimiento se la debemos, principalmente, al pionero del arte conceptual y uno de los artistas más influyentes del siglo XX, el francés Marcel Duchamp (1887-1968), quien elevó el ‘objeto cotidiano’ a objeto artístico al exponer por primera vez un urinario, cambiando de forma radical el concepto de belleza en el arte tradicional. Con ello demostró que cualquier objeto puede ser considerado arte por la simple elección del artista.

El arte como mercancía

Tras la osadía de Duchamp, el mundo del arte comenzó a denunciar la noción de que las obras de arte eran simples mercancías. Desde entonces muchos artistas contemporáneos rechazaron la idea de ser simples productores para un mercado de lujo que paga altísimos precios por sus obras.

Sin embargo, una vez que el artista queda consagrado por la crítica, los marchandes, los museos, los coleccionistas y las casas de subastas están obligados a comprar su obra, lo que le da libertad para crear todo tipo de obras.

“Un artista es alguien que produce cosas que la gente no necesita tener”, Andy Warhol.

Andy Warhol fue quien aseguró que el arte había muerto, ya que los objetos artísticos no podían distinguirse de los productos comerciales. Su obra sirvió de ejemplo para entender la esencia del arte contemporáneo, al demostrar que no existen diferencias entre la realidad y el arte, luego de establecer la compaginación de la cultura de masas y la sociedad de consumo.

Obras sin lógica tras un siglo de cambios

¿Se puede entender el arte contemporáneo?

Sí, para muestra, desde principios de año, el Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York anunció un curso online gratuito para explicar qué es el arte contemporáneo.[1] Mediante 70 obras pertenecientes a la colección del museo, que datan de 1980 a la actualidad, haciendo énfasis en los últimos 10 años, los alumnos podrán conocer las prácticas de artistas y “cómo estos responden a los asuntos y cuestiones de nuestro tiempo”.

Este recinto del arte moderno, fundado en 1929 y considerado por el Estado de Nueva York como un museo educativo, busca crear un nuevo interés por el arte. Su director, Glenn D. Lowry, ha considerado que “los museos de arte moderno no son lugares estáticos, cambian y responden a nuevas ideas, problemas y a otras generaciones de artistas”.

Pero si la propuesta del MoMA no es suficiente, expertos en arte aseguran que para entender el arte contemporáneo no hace falta comprender, porque sólo es una ventana al entendimiento que no refleja la realidad ni pretende enaltecer los atributos de algún personaje. Es sólo una expresión que fluye del interior de un artista que busca comunicarse a título personal para crear cualquier tipo de reacción, siendo el receptor quien realiza su propia interpretación.

Obras sin lógica tras un siglo de cambios

Así, el arte contemporáneo no está hecho para gustar, sólo para transmitir, porque surge de un análisis sobre una postura, un contexto o para criticar una situación concreta. Es decir, quiere provocar y así generar sentimientos contradictorios en el espectador.

Por ello, el gusto por este tipo de arte se puede desarrollar si hay interés por conocer el contexto de una obra y su creador. Si se visita con frecuencia este tipo de exposiciones, es posible acercarse y conocer más sobre las tendencias. Este arte lo que quiere es generar desconcierto, por lo que comprender no es el camino, lo importante es disfrutar, asombrarse y discutir. A final de cuentas, cualquier experimento creativo tiene el potencial de convertirse en arte, ya sea música, pintura, un ready-made, un performance o un collage.

La clave sería olvidarse de los conceptos tradicionales de lo que es bueno o malo, bonito o feo, y dejar de creer que el arte debe producirse bajo una lógica, porque ya pasó un siglo desde que el arte ha cambiado.


[1] (08 de enero de 2020). “El MoMA ofrece curso online gratis sobre arte contemporáneo”, Efe.

Download Best WordPress Themes Free Download
Download Nulled WordPress Themes
Download WordPress Themes
Free Download WordPress Themes
udemy course download free
download xiomi firmware
Download WordPress Themes Free
ZG93bmxvYWQgbHluZGEgY291cnNlIGZyZWU=
A. Naibí Domínguez

A. Naibí Domínguez

Músico egresado del Conservatorio Nacional de Música como concertista de percusiones. Pintora de nacimiento por el maestro Benjamín Domínguez con quien estudió y trabajó hasta sus últimos días; además estudió las técnicas antiguas de pintura con el maestro Luis Nishizawa. Cuenta con una licenciatura en Docencia del Arte. También formó parte de orquestas incluyendo la Sinfónica Nacional y como solista. A expuesto en museos como La Casa Redonda de Chihuahua y El Festival de Almas, en Valle de Bravo, entre otros.