Horizontum - Finanzas y Cultura
“El Ladrillo” por Patrick Hamilton “El Ladrillo” por Patrick Hamilton
La Galería RGR presenta la exposición “El Ladrillo”, una muestra del artista chileno Patrick Hamilton. En entrevista con HORIZONTUM, Hamilton nos describe su obra... “El Ladrillo” por Patrick Hamilton

La Galería RGR presenta la exposición “El Ladrillo”, una muestra del artista chileno Patrick Hamilton.[1] En entrevista con HORIZONTUM, Hamilton nos describe su obra y los cimientos, tanto críticos como materiales, en los cuales está basada.

“El Ladrillo” parte de un análisis sociopolítico del artista sobre el neoliberalismo, específicamente del impuesto en Chile durante la dictadura de Augusto Pinochet:

Vengo del país que fue el laboratorio del neoliberalismo, vengo de un país donde éste es un tema muy importante. La economía lo es todo: están las corrientes feministas, las corrientes ecologistas, las corrientes animalistas, pero sobre todo eso está la economía, siendo la que sobredetermina todo. Cuando hablamos de igualdad de género, ¿qué es lo que impide que haya igualdad de género?, el pensamiento patriarcal económico. Cuando hablamos de la falta de derechos de los pueblos originarios, ¿de qué hablamos?, de una casta económica. la economía es como el fundamento de nuestra sociedad. No debería ser así, la economía es una herramienta para el bienestar, pero se ha transformado en algo que tiene un fin en sí mismo, y eso tiene que ver un poco con este discurso neoliberal. Yo lo que intento hacer con estas obras, que son las más documentales, es crear un gran diario mural dividido en cuatro paneles donde hago esta historia, cuento esta historia de manera fragmentaria, como si fueran constelaciones a través de documentos y archivos, cuento la historia del neoliberalismo con un énfasis en el caso chileno que es un caso emblemático. El estallido social del año pasado se explica en gran medida porque hubo algo así como una ruptura que fue de a poco —como esa filtración de agua que luego se transforma en una gran ruptura—; de a poco se fue rompiendo la sociedad chilena, producto de la gran desigualdad que el neoliberalismo creó. El neoliberalismo provoca cosas buenas, pero provoca muchas cosas malas. Una de las cosas malas es la concentración del poder económico en muy pocas manos. Eso genera mucha desigualdad y esa gran desigualdad fue lo que erosionó de alguna manera la vida social de Chile, y eso estalló.

“El Ladrillo” por Patrick Hamilton

El título de la muestra es muy intertextual, pues hace alusión a varios referentes que simbolizan algún aspecto del sistema económico que se critica:

La muestra se llama “El Ladrillo” por el libro que creó las pautas del sistema económico chileno durante la dictadura de Pinochet; se llama “El Ladrillo” porque a la crisis del 2008 —cuando hubo el crash financiero, la crisis de los mercados global, esa crisis que tenía que ver con la especulación inmobiliaria, con las hipotecas y con el gran desarrollo del ladrillo—, justamente, se le llamó la crisis del ladrillo. Hay un origen. Entonces, tenemos “El Ladrillo” como el libro, como el fundamento de la economía social de mercado neoliberal de Chile; “El Ladrillo” como la expresión metafórica de la crisis subrpime del año 2008; y luego “El Ladrillo” como aquel material noble que construye modelos, que construye sociedades, que construye nuestra vida, que articula nuestra vida, también. El ladrillo está puesto en distintas dimensiones y en distintos conceptos. Entonces, todas las obras que están en el centro de alguna manera se pueden explicar a partir de los murales: las columnas echas con ladrillo, ladrillos de cerámica que están pintados a mano con los colores de los movimientos sindicales, rojo y negro son los colores típicos de los movimientos sindicales, es decir, la unión de los trabajadores, porque un ladrillo no hace nada, es un ladrillo puesto a lado de otro que puede ir construyendo, que puede ir armando.

Patrick Hamilton, a pesar de crear obras con alto contenido político, no se considera militante de ningún partido, ni izquierda ni de derecha:

Me considero un artista intelectual, me interesa leer, me interesa crear un pensamiento visual. Yo defino mi obra como un pensamiento visual, no es algo solamente visual, no es solamente pensamiento, es un pensamiento visual. Es la traducción de ideas y de conceptos en forma, me interesa mucho la forma. Esto es una muestra bella, yo no rehúyo de lo bello. Hay muchos artistas que se consideran de izquierda y que encuentran que lo bello es una concesión a la élite, por lo que es muy mal visto hacer cosas bien hechas. No, a mí me gusta lo bien hecho, por lo tanto, yo creo que hay un pensamiento político en mi obra, evidentemente, pero no me considero un artista radical ni mucho menos. Me considero un artista conceptual, y me gusta la capacidad que tiene el arte —esto es muy importante— de mostrar y de develar cosas, de mostrar lo que está debajo de la alfombra, yo diría que lo que mejor define mi práctica es eso: mostrar, develar lo que para la mayoría está oculto. Yo creo que eso es un acto político, pero no considero que sea un acto político radical de nada, sino simplemente un acto político en un sentido intelectual.

“El Ladrillo” por Patrick Hamilton

Yo no veo el mundo entre izquierda y derecha, yo creo que las personas que ven el mundo dividido entre izquierda y derecha son personas que se quedaron en el siglo pasado, en la guerra fría, y la gente que sigue viendo el mundo entre izquierda y derecha es gente que quiere manipular. No, compañero, yo creo que en el siglo XXI en el que vivimos hay que hablar de sensibilidad, hay que hablar de proteger el medio ambiente, hay que hablar de tener respeto por los derechos humanos, y no creo que sean ideas ni de derecha ni de izquierda. Yo creo en el ser humano en un sentido mucho más cercano, mucho más sensible, y en las relaciones humanas, también. Mi forma de decir lo que yo pienso es con mi obra. No milito en ningún partido político ni me interesa. Soy un libre pensador, yo creo que eso es la importante: la libertad intelectual o la libertad que te da lo intelectual, como el leer, el aprender, el conocer, el no tener prejuicios.

Este artista, a quien le interesa la economía como tema y como objeto del arte, mantiene la coherencia de su discurso desde los materiales con los que trabaja hasta en el contenido de su obra:

Todas mis obras tienen que ver con la economía en distintos niveles. Tengo obras con serruchos; con lija, que es un material que se usa para la albañilería y para la construcción; los ladrillos; ni hablar los guantes de trabajador, de obrero, que están intercalados en el caso de estas composiciones con los documentos que hablan de otra economía, de la gran economía, de la academia, de Wall Street, de la revista Times y del poder económico. Los guantes representan otra economía, esa economía más precaria. A mí me interesa la coherencia entre la praxis y el discurso; desde ese punto de vista yo trabajo con materiales pobres y baratos para transformarlos en arte.


[1] Las piezas de esta muestra tan bien pensada y trabajada por años permanecerán en la Galería RGR hasta el 23 de enero del 2021.

Free Download WordPress Themes
Premium WordPress Themes Download
Premium WordPress Themes Download
Download Best WordPress Themes Free Download
udemy free download
download huawei firmware
Download WordPress Themes Free
free download udemy course

Aline Carrizal