Horizontum - Finanzas y Cultura
Los nuevos retos de la educación desde casa en medio de la emergencia sanitaria Los nuevos retos de la educación desde casa en medio de la emergencia sanitaria
Desde la irrupción de la pandemia por COVID-19, alrededor de 123 Estados determinaron el cierre de los centros educativos como una de las medidas... Los nuevos retos de la educación desde casa en medio de la emergencia sanitaria

Desde la irrupción de la pandemia por COVID-19, alrededor de 123 Estados determinaron el cierre de los centros educativos como una de las medidas para contener el contagio. De esta manera, se trasladó el proceso de aprendizaje a formatos en línea y a distancia. A nivel global, cerca de 1050 millones de estudiantes de todas las edades y niveles han sido afectados por el cierre de escuelas, incluyendo 258 millones de niñas, niños y adolescentes (NNA) que han visto modificar o limitar sus oportunidades educativas durante el confinamiento, llevando su educación desde casa.[1]

Después de seis meses desde que se declaró la pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), las actividades educativas se están reacomodando a los nuevos retos que la realidad actual presenta. De esta forma, para el año escolar 2020-2021, algunos de los países de Latinoamérica han optado por comenzar con programas graduales de reapertura en la medida que la situación sanitaria lo permita, priorizando la salud y la vida de los NNA que asisten a los centros educativos.

Según las estadísticas elaboradas por la CIDH y dadas a conocer en el estudio “Niñas y niños en la escuela ante el COVID-19 (Agosto 2020)”, el 95% de los estudiantes, que en conjunto suman alrededor de 154 millones, no están yendo temporalmente a la escuela, mientras que solamente el 5% se encuentra asistiendo a clases.

Varios países de la región todavía buscan cumplir con sus programas nacionales de educación, por lo que han establecido recursos en línea, guías metodológicas y acuerdos con medios de comunicación con la finalidad de garantizar material educativo y acceso a la educación con la mayor cobertura disponible.

Las brechas de desigualdad asociadas con la condición socioeconómica, étnica y el área geográfica de residencia se han pronunciado agravando la situación de vulnerabilidad de los grupos marginados. Los factores que incrementan las situaciones de vulnerabilidad son:

  • El acceso limitado a servicios higiénicos de calidad.
  • La dificultad para garantizar la seguridad alimentaria.
  • La imposibilidad de atender de forma adecuada la salud física y mental.
  • La ausencia o dificultad para acceder a materiales educativos por medio de la tecnología digital.
  • La falta de conocimiento adecuado por parte de las personas adultas responsables del cuidado.
  • La desaparición de la escuela como centro de desarrollo, soporte y contención.

Durante la pandemia ha quedado en evidencia la importancia del vínculo entre estudiantes, personal docente y familias. En particular, la necesaria presencia de la familia o personas a cargo del cuidado en el proceso de aprendizaje de los NNA. En este contexto, se pueden resaltar varios retos:

  • La capacidad de adquirir conocimientos para uso y manejo de la tecnología. En muchos casos las personas a cargo del cuidado cuentan con poca o ninguna experiencia en ello.
  • La disponibilidad necesaria para acompañar el proceso educativo y a la vez cuidar a los NNA. En ocasiones las responsabilidades laborales limitan esta necesidad.
  • La disponibilidad afectiva de acompañamiento muchas veces se encuentra limitada por parte de los adultos con motivo de la propia enfermedad, el temor al contagio del COVID-19, el estrés y otras afectaciones a la salud mental.

La escuela como espacio de contención

Las escuelas y centros educativos constituyen un soporte del desarrollo humano y social, facilitando, entre otros, el fortalecimiento del aspecto socioemocional y la posibilidad de estrechar vínculos sociales en un tiempo determinado y en un espacio físico común. Algunas publicaciones recientes dan cuenta de elevados índices de depresión y ansiedad en niñas, niños y adolescentes; Además, de los trastornos de sueño y alimenticios como consecuencia de los cierres de los espacios escolares y, por ende, de la reducción de espacios de socialización. Estos problemas se pueden ver agravados por un aumento de bullying o violencia en línea.

La pandemia ha evidenciado que los cierres de instituciones educativas representan un mayor riesgo para las mujeres y las niñas, ya que se encuentran expuestas a múltiples situaciones de abuso como la violencia intrafamiliar, la violación sexual, el sexo transaccional y las uniones forzadas. Las escuelas y colegios suelen ser espacios de contención y canalización de denuncias de estas violaciones y abusos.

La falta de espacios de comunicación institucional y de contención, los cuales se generan al interior de los establecimientos educativos, reduce las oportunidades de detectar casos de violencia, abusos y de negligencia sufridas por las niñas, niños y adolescentes.

Contar con Internet es un privilegio

Según las últimas cifras publicadas por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU) a fines de 2019, casi un 23% de la población en América no contaba con acceso a Internet y en algunos países estos números serían de más del 70 por ciento. Si bien el uso de la tecnología es una de las estrategias para enfrentar el cierre de las escuelas, la brecha digital deja al descubierto las limitaciones de este abordaje. No todo el estudiantado ni el equipo docente tienen acceso a equipos informáticos o una eficiente conexión a Internet, radio o televisión, tampoco disponen de habilidades y condiciones de trabajo adecuadas para utilizar y aprovechar las plataformas digitales disponibles.

Las conexiones muchas veces tienen limitaciones para la descarga de documentos o participación en videollamadas. Asimismo, en la región de Latinoamérica y el Caribe, por cada 100 habitantes se registran poco más de 54 suscripciones de banda ancha móvil, lo cual resulta insuficiente para atender a las necesidades de conectividad. Sumado a las limitaciones de conectividad, también se reconoce una falta de dispositivos apropiados.

Aunado a los desafíos de la brecha digital, en algunas regiones también se presentan limitaciones en el acceso a la electricidad. Aunque la tasa de electrificación total en la región de América Latina y el Caribe es del 97%, cabe destacar que el Caribe, con 38 millones de personas, se encuentra por debajo del promedio, pues siete millones de personas no cuentan con acceso a electricidad. Desigualdades similares se encuentran en poblaciones rurales que se encuentran aisladas de los centros urbanos y en comunidades indígenas donde el acceso a electricidad es sólo del 82 por ciento.

Docentes sin los conocimientos tecnológicos adecuados

La mayoría del equipo docente y profesional se ha enfrentado a importantes desafíos sobre la metodología para desarrollar las clases, distribuir contenido, corregir tareas y comunicarse con estudiantes o sus familias y cuidadores. El cuerpo docente tuvo que adaptarse rápidamente a la modalidad virtual sin contar con el tiempo suficiente para garantizar la formación pedagógica y metodológica necesaria.

Según los datos que arrojan las estadísticas elaboradas por la CIDH en el estudio “Docentes de secundaria con habilidades técnicas y pedagógicas para utilizar dispositivos digitales (2018)”, sólo el 59% cuenta con habilidades mientras que el 41% carece de ellas.

Participación de familias y personas adultas responsables en la educación

Incluso cuando las opciones de aprendizaje a distancia están disponibles y accesibles, varias condiciones afectan negativamente el proceso de aprendizaje de las y los estudiantes NNA en situación de vulnerabilidad debido a que requieren mayor apoyo por parte de sus familias y personas adultas responsables de su cuidado.

Con frecuencia, varios NNA en las familias u hogares necesitan conectarse en los mismos horarios que los adultos que están en régimen de teletrabajo, pero sin que se dispongan de suficientes dispositivos para cumplir con las necesidades. Hay adultos en los hogares que no cuentan con la posibilidad real de operar con estas tecnologías o que por el desarrollo de sus tareas no pueden brindar el acompañamiento necesario a los NNA.

Permanecer en casa conlleva el reto de equilibrar las actividades laborales que garantizan la sostenibilidad del hogar con la dedicación, apoyo y acompañamiento a la educación de los NNA.

Seguridad alimentaria y otros servicios

En algunos casos, la alimentación de los NNA, en particular aquellos en situación de pobreza, depende en gran medida de programas de alimentación escolar, siendo en ocasiones la única comida que consumen en el día. A pesar de los esfuerzos para garantizar la seguridad alimentaria, existen una serie de factores que agravan la situación. En una serie de estados ha continuado la distribución de alimentos en centros educativos, no obstante, se ha presentado un aumento de situaciones en las cuales los ingresos económicos de los hogares han disminuido considerablemente a causa de reducciones en las jornadas laborales o el desempleo, lo que conduce a suponer que los alimentos entregados para los estudiantes se convierten en sustento de todo el núcleo familiar.

Salud Integral

El aprendizaje social y emocional es importante para el bienestar y el desarrollo de niñas, niños y adolescentes. En el contexto de la pandemia, los estudiantes podrían necesitar de apoyo personalizado y seguimiento individual en la modalidad virtual de la enseñanza. En otros casos pueden necesitar de clases adicionales para poder mantener el nivel y avanzar con el aprendizaje. Adicionalmente, los NNA necesitan acompañamiento emocional, incluyendo estrategias para manejar el estrés y la ansiedad. Este conjunto de necesidades resulta aún más complejo por las dificultades que se presentan en el contexto de la virtualidad para identificar individualmente la situación integral en la que se encuentra cada estudiante.

Derechos de niñas y niños que pueden verse afectados

Internacionalmente, las niñas, los niños y adolescentes son titulares de los derechos a la educación y a la recreación. En el contexto de la pandemia estos derechos pueden verse afectados en conjunto con otros derechos conexos como los derechos a la alimentación, a la salud, a la integridad personal o a vivir una vida libre de toda forma de violencia.

Para garantizar el derecho a la educación, se debe contar con instituciones de enseñanza en cantidad suficiente, que sean accesibles a todas las personas sin discriminación y económicamente asequibles. También deben ser culturalmente adecuadas, pertinentes y aceptables para estudiantes madres y padres, así como adaptables a los distintos contextos de los estudiantes.

El principio de no discriminación y el interés superior de niñas, niños y adolescentes son ejes centrales de las recomendaciones que se presentan a continuación y por ende deben constituir el centro esencial de consideración y atención de la gestión pública y su institucionalidad durante la pandemia.

Crisis sanitaria y educativa

La pandemia del COVID-19 es una crisis sanitaria con efectos extendidos a la educación en la medida en que el cierre de los establecimientos educativos agrava las desigualdades y afecta desproporcionadamente a niñas, niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad, así como a aquellos pertenecientes a las comunidades y grupos en situación de discriminación histórica.

El desafío actual es que los países encuentren un balance que garantice la salud pública y el derecho a la educación. Se deben disponer medidas específicas para personas con discapacidad, niñez indígena, afrodescendientes, en situación de pobreza, entre otros grupos en situación de vulnerabilidad.


[1] CIDH, Guías prácticas de la SACROI COVID-19 02. ¿Cómo garantizar el acceso al derecho a la educación para niñas, niños y adolescentes durante la pandemia de COVID-19?.

Download Nulled WordPress Themes
Premium WordPress Themes Download
Download Premium WordPress Themes Free
Download WordPress Themes
lynda course free download
download micromax firmware
Download WordPress Themes Free
online free course

Redacción Horizontum

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.